fbpx

 

CICLOTURISMO EN ALMERÍA

Las zonas del sureste peninsular son de las que tienen las mejores condiciones climatológicas para pedalear.
Almería nos da unas condiciones insuperables para efectuar un sinfín de sendas cicloturistas amoldables a cualquier nivel de usuario: desde un plácido camino por el Parque Natural del Cabo de Gata, hasta las rampas del 14% de la subida a Huebro, pasando por las sendas de mountain bike del Desierto de Tascas. Solo precisarás estudiar pausadamente cualquier mapa de la zona para descubrir uno de los paraísos corredores de nuestra geografía.

La blanca población de Níjar, situada en plena ladera sur de la Sierra de la Alhamilla, es un sitio ideal para emprender cualquier actividad cicloturista en la zona.

 

VILLA DE NIJAR

Como primordial característica arquitectónica nos hallamos con la peculiaridad de sus casas encaladas, que franquean las angostas callejas en las que podemos distinguir gruesos muros dotados de insignificantes ventanas, construidas a propósito con estas dimensiones para impedir que el asolador sol del verano penetre dentro de las mismas. Encabeza el pueblo la vieja Atalaya, testigo del anhelo de sus habitantes por ganar terreno al desierto y transformarlo en un edén infestado de huertas y naranjos.

Nasir, Nasar, Naxar o bien Nixar… romanos y musulmanes fueron los viejos pobladores de estas tierras en las que dejaron su especial sistema de cultivo y regadío, el día de hoy aún en empleo. La presente iglesia parroquial, con estilo mudéjar del siglo XV, es una de las más esenciales obras arquitectónicas de Andalucía oriental.

Níjar es el nombre de una extensa región que engloba desde la falda de la Alhamilla, donde se halla la villa, hasta la costa del Cabo de Gata, el día de hoy declarada Parque Natural de origen volcánico.

 

Si quieres disfrutar de una CONVIVENCIA CICLOTURISTA en la zona, estás de suerte. Ya que estamos organizando una para el fin de semana del 15-17 de Junio de 2018.

 

Contacta con nosotros para más información y no te pierdas esta inolvidable experiencia en un enclave de ensueño.