El verano toca a su fin, pero cada vez son más las personas que alargan la época estival en Vacaciones en el Cabo de Gata-Níjar para evitar las aglomeraciones que se producen en los meses de más afluencia y deciden pasar sus vacaciones con una mayor tranquilidad y de paso, disfrutar de mejores precios en el alojamiento seleccionado para tomarse ese merecido descanso que tanto tiempo llevan esperando.

Prueba de ello es el descenso en el flujo de personas que han visitado las playas del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar en los meses de julio y lo que llevamos de agosto.  

Aproximadamente se calcula en torno al 30% menos de personas respecto al año pasado en playas con acceso restringido como las de Mónsul, Genoveses o el Barronal.

Al margen de este dato que puede parecer pesimista, los visitantes del Parque, en el cómputo anual no dejan de incrementar año tras año.

Con una amplia oferta hotelera, El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar cuenta además con alojamientos turísticos de gran calidad, ubicados en casas rurales, cortijos y apartamentos para cubrir las necesidades de los viajeros que vayan en familia, en pareja, solos o con amigos.

Además de los numerosos alojamientos turísticos de los que disfruta el Parque, la nueva apertura de zonas habilitadas para la pernocta de autocaravanas como la de La Fabriquilla (dentro del mismo Parque Natural), en Cabo de gata, en San José en pleno núcleo urbano o privadas como las áreas de Aguamarga o Níjar amplían la oferta, brindando una mayor diversidad y adaptándose a las nuevas exigencias de este sector que no deja de crecer.

En el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar se pueden disfrutar de unas vacaciones para todos los gustos, ya que la oferta es muy variada según la zona que escojamos.

Playas vírgenes y espectaculares

Desde largas playas de arena fina y aguas cristalinas, hasta calas escondidas de difícil acceso donde disfrutar de mayor privacidad, siendo algunas incluso de uso compartido para nudistas.

Para los amantes de las playas vírgenes, el Cabo ofrece multitud de calas semi escondidas entre parajes rocosos, con accesos señalizados pero que en algunos casos requieren de caminatas por senderos salpicados de vegetación autóctona y paisajes de increíble belleza. 

Alejadas del bullicio y sin apenas servicios, permiten gozar del descanso y la tranquilidad a aquellos que huyen de la invasión de sombrillas y chiringuitos.

En contraste, para los que buscan comodidades y sobre todo en los núcleos urbanos, se puede disfrutar de playas con todos los servicios tales como: socorrista, bares, restaurantes, tiendas, artesanía, deportes e incluso eventos al aire libre y actividades para los más pequeños. 

Nada desdeñable es su oferta en cuanto a actividades libres o programadas se refiere. Si se dispone de poco tiempo de vacaciones el Parque es accesible casi por completo en coche, por lo que podemos optar por una ruta con nuestro vehículo para deleitarnos con las vistas desde sus numerosos miradores, como el del Arrecife de las Sirenas o el Mirador de las Amatistas, y, de paso, llevarnos el recuerdo de unas maravillosas fotos con las que presumir en Instagram.

Por el contrario, si el período vacacional nos permite profundizar un poco más, cabe considerar la posibilidad de realizar actividades al aire libre. 

La oferta es casi infinita: kayak, buceo, snorkel, senderismo, barranquismo, paddle surf, rutas en barco…

Muchas de estas actividades nos permiten observar una perspectiva muy distinta de la costa, ya que en algunos casos las formaciones rocosas impiden el acceso a pie a numerosos acantilados y cuevas que están diseminadas por el Parque.

La gastronomía juega un importante papel en el reclamo turístico del Cabo de Gata-Níjar. 

Marcada por los pescados y arroces, la propuesta va desde las típicas tapas que se incluyen con la bebida, hasta restaurantes de nivel superior que tratan los productos del mar incorporando originalidad y nuevos sabores a los platos.

Escenario recurrente para cientos de rodajes no sólo por su indiscutible belleza paisajística, sino también por su clima benevolente, con una media de 300 días soleados al año, sus gentes, su gastronomía y la variedad de entornos rurales y costeros hacen del Cabo de Gata-Níjar un lugar único donde descubrir un paraíso natural a orillas del Mediterráneo.

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Carrito de compra

No hay productos en el carrito.